jueves, 8 de mayo de 2008

→ (sin titulo)

Ojos rojos, sonrisas amargas. Me concentro en sueños sin hacer, circulares frustraciones y decisiones en periodo de lactancia. Siempre junto a la ventana del metro, veo la vida pasar. La chica de los labios rosas, y clítoris hambriento. Espero la lluvia y que los espejos me devuelvan caricias, pero sólo recibo una que otra bofetada. A ratos me conformo con hazañas mínimas, y aprendí a conformarme a dormir sin follar. Y también aprendí a no enamorarme de jovenes promesas, que se dejaban para después.
Aprendí muchas cosas, pero aun sigo siendo la vocal abierta, casi todos los infinitivos pasan por mí, junto a las terminaciones posesivas y algun que otro verbo transitivo. el tactop de mis pulgares se deteriora. Pero tu cancion de cuna se mantiene en el tiempo, bajo las piedras tras las cortinas. Eres un beso en la primera cicatriz. Un manual de ortografía, un diccionario de sinónimos, una gramática parda, ardiendo en mi piel.

3 blabla:

René Valiente dijo...

Hola, saludos desde el segundo círculo del infierno de Dante!!!

ricard dijo...

Lo mejor de todo... es que nunca aprendemos y siempre quedán cosas en el tintero... y que así sea.

Yo aprendí a follar sin dormir...

;-)

Diamante Loco dijo...

hey!

cambiaste el mail???

 
Blogger design by suckmylolly.com