miércoles, 2 de septiembre de 2009

→ Viaje, sin mover los pies


Este es el lugar en el que no quiero estar. Ir mas allá, es donde quiero viajar. Un viaje espacial, un trip sensacional. Hazme llegar mas allá, y poder las estrellas tocar. Recorrer jupiter, entero, pasando por plutón, sin llevar dinero. Tomar acido, hasta que el cuerpo no encuentre mas remedio que lanzarse a un mar de gente en un concierto de rock. Todos desnudos, danzando una un baile místico. Donde el chamán, cura, con los brevajes místicos. Donde el misticimo se impregna el en ser, y nos hace volver, de donde nunca nos tuvimos que mover.

2 blabla:

· dijo...

Ringo Aceitoso...

El LSD-25 me pone en un dilema, es una herramienta de potencial ilimitado como la mente misma, y pareciera que cuando escuchas la música bajo sus influjos, la redescubrieras inmerso en ella hasta en su mas sutil filamento sonoro.

Por el otro lado, frecuentemente considero que a pesar de lo mucho que se puede disfrutar de un concierto amplificado y conectado con el ácido, no es el medio en donde se puede manifestar todo su potencial... aunque qué bien suena la música así!

Auuuuuu

Alícia dijo...

Eiii!!! Como me gusta esta entrada^^ siiii!!!! Un abrazo y Gracias por el comentario! muua!

 
Blogger design by suckmylolly.com