domingo, 4 de noviembre de 2007

→ Muestrame el sabor de la vida


El cielo negro cae, la vida se me sale, tal vez deba cambiar, serle fiel a la vida [...] en el fondo de las pepas negras nace un nuevo día
Al igual que la inercia del Mapocho, la mierda fluye... hasta que hay mejores olores. En mi caso, la mierda fluyó, y ahora puedo respirar tranquilamente, sin la preocupación, de sentirme mal. Todas esas cosas que por algun motivo, me mantenía marcando el paso, ya pasaron, y con su viaje al olvido, me permiten avanzar, sin temor, de tropezar, porque ya sé que nada cuesta pararse otra vez. Ahora me siento fuerte, sin que nada, me pueda derrumbar otra vez. Lo que venga ahora, todo es superable. Estoy segura.

1 blabla:

Jorgeleitor el capullo mekanico dijo...

Veo que ya has aprendido a ponerte de pie...no todos lo consiguen.

Solo si has tropezado antes... podrás aprender a ponerte de pie, y con el tiempo APRENDERAS, de que la vida es un río de mierda que se cruza con la boca abierta.

Saludos...me alegro de volver a "verte".

 
Blogger design by suckmylolly.com